Asocian inhibidores DPP-4 con aumento del riesgo de EII en pacientes con diabetes tipo 2

Marilyn Larkin

NUEVA YORK (Reuters Health) - Investigadores hallaron una relación entre los inhibidores de dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4), terapia que se utiliza para tratar la diabetes tipo 2, y un aumento significativo del riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal (EII), en el primer estudio poblacional de su tipo.

El equipo del doctor Laurent Azoulay, de la Universidad McGill en Quebec, analizó información de más de 140.000 pacientes atendidos en más de 700 consultorios de atención general de Reino Unido que comenzaron a usar terapias para la diabetes.

El uso de los inhibidores de DPP-4 se modeló con una variable distinta en el tiempo y se comparó con otras terapias para la diabetes.

Los modelos estadísticos se ajustaron de acuerdo con posibles factores confundentes basales de la cohorte: edad, sexo, año de incorporación, IMC, consumo de alcohol y tabaquismo.

También se tuvieron en cuenta los valores basales de A1c, la antigüedad del tratamiento de la diabetes, y antecedentes de complicaciones microvasculares y macrovasculares, entre otros.

En BMJ, el equipo publica que el uso de los inhibidores de DPP-4 estuvo asociado con un 75 por ciento más riesgo de desarrollar EII (53,4 versus 34,5/100.000 años persona; HR=1,75).

La razón de riesgo (HR, en inglés) creció gradualmente a mayor tiempo de uso, con un pico a los tres o cuatro años (HR=2,90) y una disminución después de más de cuatro años (HR=1,45).

El aumento gradual del riesgo coincide con la hipótesis de una demora del efecto de los fármacos en la incidencia de la EII que se mantuvo constante en todos los análisis de sensibilidad, según publican los autores.

"Como este es el primer estudio sobre esta posible asociación, sería prematuro desaconsejar el uso de estos fármacos a los pacientes", dijo Azoulay.

"Se necesitan más estudios para replicar los resultados. Dicho esto, pensamos que los médicos deberían conocer esta posible asociación y tomar medidas con los pacientes con síntomas compartibles con la EII", agregó el médico.

El doctor Ronald Tamler, profesor asociado de medicina de la División de Endocrinología, Diabetes y Enfermedad Osea de la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai (Nueva York), opinó que los resultados son "nuevos y completamente inesperados. Ninguno de los estudios más grandes y los meta análisis de esta clase farmacológica en los últimos 12 años habían revelado esta relación".



FUENTE: BMJ, 2018