Asocian la inseguridad alimentaria con el riesgo de diabetes tipo 2

(Reuters Health) - Los canadienses que no pueden comer todos los días o hacerlo de manera saludable tienen dos veces más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según un estudio.

Para reducir la carga de la enfermedad en la población y el sistema nacional de salud, las autoridades deberían intervenir tempranamente para reducir la inseguridad alimentaria, según publican los autores en PLOS ONE.

La inseguridad alimentaria es la dificultad de acceder a la comida por falta de recursos suficientes. Tener un presupuesto limitado obligaría a tener que optar por alimentos más económicos y calóricos que favorecen la obesidad y el riesgo de padecer enfermedades crónicas, de acuerdo con el equipo.

"Cada vez más se reconoce la inseguridad alimentaria como un problema social y de salud significativo en Canadá, pero no hay evidencia suficiente de que esté asociada con la aparición de enfermedades crónicas futuras, como la diabetes tipo 2", indicó el autor principal, Christopher Tait, de la Escuela Dalla Lana de Salud Pública de la Universidad de Toronto.

Su equipo analizó información de una encuesta nacional del 2004 a una muestra representativa del 98 por ciento de la población de Canadá. El análisis se concentró en 4.739 hombres y mujeres mayores de 18, incluidos 277 con inseguridad alimentaria.

Los autores compararon los resultados con los datos de una base de datos nacional de personas con diabetes diagnosticada hasta el 2016: el seguimiento promedio duró casi 12 años.

Las personas con inseguridad alimentaria al momento de la encuesta tendían a ser más jóvenes, mujeres, de etnia no caucásica, con bajo ingresos y una dieta de baja calidad que aquellas con seguridad alimentaria. Los adultos con inseguridad alimentaria también eran propensos a ser fumadores, sedentarios y obesos.

Al final del estudio, 577 participantes habían desarrollado diabetes tipo 2. Aquellos con inseguridad alimentaria tenían 2,4 veces más riesgo que los participantes con acceso a la alimentación. Tras considerar la obesidad, la inseguridad alimentaria duplicaba el riesgo de desarrollar diabetes.

FUENTE: PLOS ONE, online 23 de mayo del 2018