Descubren nueva gripe porcina 'con potencial pandémico' en China

Peter Stubley
EPA

Científicos han identificado una cepa de gripe porcina con el potencial de saltar a los humanos y causar otra pandemia.

El virus, que los investigadores llaman G4 EA H1N1, se detectó a través del análisis de 30,000 hisopos nasales tomados de cerdos en mataderos en China.

Se ha descrito como una mezcla de influenza que se encuentra en aves europeas y asiáticas y el virus H1N1, que se cree que mató hasta medio millón de personas en todo el mundo en el 2009.

La inclusión de genes H1N1 sugiere que el virus podría adaptarse para propagarse de humano a humano, según un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science (PNAS) el lunes.

“Los virus G4 tienen todas las características esenciales de un posible virus pandémico”, escribieron los investigadores de la Universidad Agrícola de China.

Después de un fuerte aumento en la prevalencia desde el 2016, la nueva cepa es ahora “el genotipo predominante en circulación en cerdos detectados en al menos 10 provincias”, agregan.

Las pruebas de los trabajadores porcinos también revelaron que más del 10 por ciento dieron positivo para anticuerpos contra G4. “Dicha infectividad aumenta en gran medida la oportunidad de adaptación del virus en humanos y genera preocupación por la posible generación de virus pandémicos”, agrega el documento.

“El control de los virus predominantes G4 EA H1N1 en cerdos y el monitoreo cercano en las poblaciones humanas, especialmente los trabajadores de la industria porcina, deben implementarse con urgencia”.

Los expertos dijeron que la probabilidad de que la cepa causara otra pandemia era baja, pero advirtieron que aún se necesitaba vigilancia.

“La influenza puede sorprendernos”, dijo la bióloga evolutiva Martha Nelson a la revista Science. “Y existe el riesgo de que descuidemos la influenza y otras amenazas en este momento”.

El profesor Kin-Chow Chang, que estudió el virus y reside en la Universidad de Nottingham, dijo a la BBC que el G4 aún no era un problema, pero agregó: “No debemos perder de vista los nuevos virus potencialmente peligrosos”.