Dormir poco aumentaría el riesgo de diabetes en los niños

Lisa Rapaport

(Reuters Health) - Los niños que no duermen lo suficiente serían más propensos a desarrollar diabetes que aquellos que descansan las horas recomendadas, según un nuevo estudio elaborado en Reino Unido. Esto porque cada hora extra de sueño infantil está asociada con menos peso, más masa muscular magra y menos acumulación de azucares en sangre, según publica Pediatrics. La obesidad y la elevada glucosa en la sangre son factores de riesgo de diabetes tipo 2, que aparece cuando el organismo no puede utilizar o producir suficiente cantidad de insulina para convertir en energía el azúcar en la sangre. "Estos resultados sugieren que prolongar el sueño es un enfoque simple para reducir los niveles de grasa corporal y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 tempranamente", dijo el principal autor del estudio, Christopher Owen, de la Universidad St. George de Londres. A la diabetes tipo 2 se la denominaba diabetes de aparición adulta porque era muy rara en los niños. Pero actualmente es un problema pediátrico común, en gran parte porque millones de niños en el mundo tienen sobrepeso u obesidad, no hacen suficiente ejercicio y consumen demasiados alimentos con azúcar y grasa. El equipo revisó encuestas sobre los hábitos del sueño y los resultados de laboratorio de 4.525 niños británicos de nueve y 10 años. Dormían, en promedio, 10,5 horas de lunes a viernes, aunque en la semana variaba entre ocho y 12 horas. Los niños que menos dormían eran más propensos a ser resistentes a la insulina, un factor de riesgo de la diabetes y que aparece cuando el cuerpo no responde normalmente a la hormona. Los niños que dormían menos también eran más propensos a tener sobrepeso u obesidad y más grasa corporal. Los niños de entre seis y 12 años deberían dormir entre nueve y 12 horas por noche, de acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría. No dormir lo suficiente está asociado con un mayor riesgo de sufrir lesiones, hipertensión, obesidad y depresión. FUENTE: Pediatrics, online 15 de agosto del 2017