La apnea del sueño podría agravar la enfermedad ocular del diabético

Will Boggs

(Reuters Health) - Las personas con apnea del sueño y diabetes tipo 2 tiene dos veces más riesgo de que se agrave su enfermedad de la retina que los diabéticos sin el trastorno respiratorio, de acuerdo con un estudio de Reino Unido. Los autores siguieron a adultos con diabetes tipo 2 durante cuatro años y determinaron que la apnea del sueño en aquellos con enfermedad ocular basal más leve elevaba el riesgo de sufrir un avance del problema de retina. Al inicio del estudio, observaron que el 43 por ciento de los participantes con apnea del sueño tenían “retinopatía del diabético que amenaza la visión”, comparado con el 24 por ciento del grupo sin apnea. "Los pacientes con diabetes tipo 2 y apnea obstructiva crónica (AOC) tienen alto riesgo de desarrollar retinopatía avanzada y de un mayor deterioro de la función renal, como hallamos en estudios previos”, dijo el autor principal, doctor Abd A. Tahrani, de la Universidad de Birmingham. “Por lo tanto, diagnosticar la AOS ayudará a identificar a un grupo de pacientes de alto riesgo, lo que le permitirá a los médicos intervenir preventivamente para retrasar el avance de estas complicaciones.” La retinopatía del diabético afecta al 50 por ciento de la población con diabetes, pero aún se desconoce qué favorece su aparición o avance. El equipo de Tahrani lo indagó en 230 pacientes con diabetes tipo 2 y ninguno tenía enfermedades respiratorias diagnosticadas, como la apnea del sueño, al inicio del estudio. El monitoreo del sueño reveló que el 63 por ciento tenía AOS. Al inicio del estudio, la incidencia de la retinopatía del diabético que amenaza la visión, la retinopatía diabética avanzada y la maculopatía (daño en el área ocular de la visión central) ya era más alta en el grupo con AOS que sin el trastorno. A medida que avanzaba el tiempo, el 18,4 por ciento de los pacientes con apnea del sueño sufrió un avance de la retinopatía diabética, comparado con el 6,1 por ciento del grupo sin AOS, según publica el equipo en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.