¿Las bombas de insulina pueden funcionar mejor que las inyecciones en los niños con diabetes?

Lisa Rapaport

(Reuters Health) - Los niños y adolescentes con diabetes

tipo 1 que usan bombas de insulina tendrían el azúcar en sangre

mejor controlada y presentarían menos complicaciones que los

jóvenes que se inyectan la insulina, sugiere un nuevo estudio.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica que se

desarrolla cuando el páncreas produce poco o nada de insulina,

una hormona necesaria para permitir al azúcar en sangre entrar

en las células y generar energía.

Las personas con la condición se hacen pruebas regulares

durante el día para saber sus niveles de glucosa y se inyectan

insulina para controlarla. De otra forma, corren el riesgo de

tener complicaciones como enfermedad cardíaca y daño renal.

Los investigadores examinaron datos de 14.460 diabéticos

menores de 20 años que usaban bombas de insulina y otros 16.460

pacientes que se inyectaban la hormona. Todos los participantes

del estudio habían usado inyecciones o bombas de insulina por al

menos un año.

Aquellos que empleaban bombas eran menos propensos a tener

niveles peligrosamente bajos de glucosa (hipoglucemia) o una

acumulación riesgosa de ácidos en la sangre que sucede cuando la

cantidad de azúcar es demasiado elevada (cetoacidosis).

"El estudio se suma a una creciente evidencia de los

beneficios de la terapia con bomba de insulina, cuando se aplica

adecuadamente, en los jóvenes", dijo el doctor Roman Hovorka de

los Laboratorios de Investigación Metabólica de la University of

Cambridge, en Reino Unido, que no participó del estudio.

En general, la hipoglucemia sucedió a una tasa anual de 9,55

de cada 100 niños tratados con bombas de insulina, comparado con

casi 14 de cada 100 jóvenes tratados con inyecciones, reportaron

los investigadores en JAMA.

Las tasas de cetoacidosis eran de 3,64 cada 100 pacientes

tratados cada año con bombas de insulina, frente a 4,26 de cada

100 niños por año bajo terapia con inyecciones. Las dosis

totales de insulina también fueron menores con el uso de la

bomba.

No obstante, Según el profesor emérito de la University of

Bristol Edwin Gale, que no participó del estudio, la efectividad

de la insulina depende de cuán bien trabajan los pacientes para

recibir la dosis adecuada en el momento preciso, más allá del

modo en que se aplique.

"Las bombas funcionan muy bien en determinadas personas, con

el respaldo adecuado, pero no son para todo el mundo", precisó

Gale.

FUENTE: JAMA, online 10 de octubre del 2017

By using Yahoo you agree that Yahoo and partners may use Cookies for personalisation and other purposes