Menos estrés equivale a una menor cantidad de azúcar en la sangre en mujeres con sobrepeso

Will Boggs

(Reuters Health) - Un programa de reducción del estrés con mindfulness (MBSR, por su nombre en inglés) durante ocho semanas no sólo alivia el estrés, sino también disminuye los valores de glucosa en sangre, según afirma un equipo en un estudio hecho en Estados Unidos. "Nuestro estudio sugiere que el MBSR podría ser una herramienta útil para prevenir o tratar la diabetes en pacientes con sobrepeso u obesidad", dijo la autora principal, la doctora Nazia Raja-Khan, de la Facultad de Medicina de Penn State, Hershey, Pensilvania. El MBSR es un programa de entrenamiento intensivo con un instructor que combina meditación, conciencia del cuerpo y otras técnicas de reducción de la ansiedad. Se desarrolló hace décadas en el Centro Médico de University of Massachusetts, Worcester, para asistir a los pacientes en el manejo del dolor y el estrés durante el tratamiento del cáncer y otras enfermedades graves. Reduce el estrés y, por lo tanto, el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca en personas con sobrepeso u obesidad, aunque esto aún debería probarse, según publica el equipo de Raja Khan en Obesity. Ochenta y seis mujeres participaron durante ocho semanas en el MBSR o en un programa de educación de salud orientada a la dieta y el ejercicio. El equipo les dijo a ambos grupos que el estudio era sobre reducción del estrés. A las ocho y 16 semanas, el equipo comparó los cambios en los niveles de estrés, ánimo, calidad de vida, presión, glucosa en sangre y peso, entre otros puntos. A las ocho semanas, las participantes en el MSBR habían mejorado en la práctica de mindfulness y percibían menos estrés con respecto del grupo control. El estrés percibido siguió bajo en el primer grupo a las 16 semanas. Las mujeres tratadas con MBSR registraron también niveles de glucosa en sangre más bajos (unos 9 mg/dL), después de ocho y 16 semanas, con respecto a semanas previas al entrenamiento. Los valores no cambiaron en el grupo control. Ya sea con el MBSR o la educación, los participantes tenían menos estrés psicológico y ansiedad, pero mejor calidad del sueño. Ningún grupo había adelgazado, tenía menos inflamación sistémica o colesterol ni una mejor respuesta a la insulina, la hormona que controla el azúcar en sangre. FUENTE: Obesity, online 7 de julio del 2017.