El control de la glucosa favorecería la salud cerebral en las personas con diabetes tipo 1

By Carolyn Crist

Por Carolyn Crist

(Reuters Health) - Las personas con diabetes tipo 1 que mantienen un adecuado control de la glucosa en sangre reducirían el riesgo de desarrollar demencia en el largo plazo, sugiere un estudio realizado en Estados Unidos.

Entre más de 3.400 pacientes con diabetes tipo 1 de un sistema de prestación de servicios de salud, aquellos glucosa promedio cercana a los valores normales en más de la mitad de los controles eran un 45 por ciento menos propensos a desarrollar demencia que los que siempre tenían resultados altos, según publican los autores en la revista Diabetes Care.

"Las personas con diabetes tipo 1 están viviendo mucho más que antes. Este aumento de la expectativa de vida aparece con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del envejecimiento, como la demencia", dijo la autora principal, Mary Lacy, estudiante de posdoctorado de la University of California, San Francisco.

El Estudio sobre Control y Complicaciones de la Diabetes, un hito en la investigación clínica, había hallado que el tratamiento intensivo de la enfermedad para controlar la glucemia reducía el riesgo de desarrollar complicaciones.

En el nuevo estudio, el equipo evaluó la relación entre el control de la glucosa en sangre y la demencia y otras enfermedades asociadas con la edad.

A través de las historias clínicas, el equipo siguió a 3.433 personas de más de 50 años con diabetes tipo 1 que habían utilizado los servicios de Kaiser Permanente de California del Norte en el período 1996-2015.

Analizó las determinaciones reiteradas de HbA1c, una proteína de los glóbulos rojos que revela los niveles de glucosa en sangre de dos o tres meses previos.

Un valor de HbA1c del 5,7 por ciento o menos se considera saludable y normal, de acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales. Y valores del 6,5 por ciento o más llevan al diagnóstico de diabetes.

A las personas con diabetes tipo 1 y 2 se las alienta a mantener bajos sus valores de glucosa y mantenerlos dentro de los valores más normales posibles.

El seguimiento duró unos 6,5 años o más en la mitad de los participantes: el 4,5 por ciento desarrolló demencia.

Tras considerar la edad, el sexo, la etnia, las enfermedades de base y la frecuencia de las determinaciones de glucosa en sangre, el equipo halló que el riesgo de desarrollar demencia aumentaba un 79 por ciento en los pacientes que en más de la mitad de los controles tenían valores de HbA1c del 9 por ciento (75 mmol/mol) o más con respecto de aquellos sin esos valores tan altos la mayoría de las veces.

En los pacientes que en más de la mitad de los controles los valores eran de entre el 8 y 9 por ciento (o 64-74 mmol/mol), el riesgo de desarrollar demencia crecía un 65 por ciento.

En el otro extremo, aquellos que en más de la mitad de los controles de glucosa obtenían un valor de entre el 6 y el 8 por ciento (o 42-63 mmol/mol) tenían un 45 por ciento menos riesgo de padecer demencia que los que tenían valores más altos en la mayoría de los controles.

Los que desarrollaron demencia eran mayores al inicio del estudio (65 versus 55 años) y más propensos a haber tenido un ACV. La edad promedio al momento de diagnosticar la demencia era 65 años.



FUENTE: Diabetes Care, online 4 de septiembre del 2018